lunes, 13 de mayo de 2013

COMUNICACIÓN CON BEBÉS


Signo cuento
 
¿Alguna vez tras escuchar el llanto continuado de tu bebé has deseado tener a mano una lámpara mágica? Si, esa que te estás imaginando que la frotas y aparece un genio dispuesto a concederte tres deseos! Si uno de tus deseos fuera que tu bebé pudiera “hablar” para decirte lo que le pasa estás de enhorabuena porque puedo concedértelo! 

Creo que todos los padres, sobre todo los primerizos, hemos vivido alguna situación de este tipo. Puede que dure sólo unos minutos pero a nosotros se nos hace eterno ver que no logramos calmar el llanto y nos empezamos a poner nerviosos deseando poder entender a nuestro bebé. 

Solemos chequear si tiene el pañal húmedo, hambre, sueño, calor frío, fiebre, dolor de dientes, oídos.. etc.  Muchas veces a nuestros bebés no les pasa nada, simplemente les apetece jugar, salir a la calle o ver a ese perrito que está siempre en el parque.

Y es que los bebés nacen  con el dedeo de comunicarse, claro, la comunicación es la base de la supervivencia, todos hemos oído alguna vez la frase de “quien no llora no mama” verdad? Utilizan todas las herramientas a su alcance: sonrisas, llantos, gorjeos, pero necesitan entre uno y dos años para poder expresarse con palabras. 

Mientras llega ese momento podemos enseñarle otra forma de comunicarse sencilla y entrañable que nos llenará de alegrías: los signos para bebés o Baby Signs.
 
Puede que nunca hayas oído hablar de esto, pero no es un nuevo descubrimiento ni una moda reciente, su origen es de EEUU en la década de los 80, pero como otras cosas tarda en llegar! 

Los Baby Signs son una herramienta para facilitar la comunicación con bebés y niños a través de gestos sencillos que pueden hacer con sus manitas, basados en le lengua de signos de la comunidad no oyente. Pueden enseñarse desde que comienza el desarrollo de las habilidades motoras finas, aproximadamente a partir de los 6 meses, sirviendo como puente de comunicación hasta el aprendizaje del habla.

Todos nosotros solemos usar ciertos signos en nuestra vida cotidiana, es muy común agitar la mano para decir “hola” o “adiós”, colocar el dedo índice sobre los labios para pedir silencio o señalar el reloj para comunicar que ha llegado la hora.

Los niños hacen gestos de forma innata: levantan sus bracitos cuando quieren que les cojamos pidiendo “aupa”, señalan objetos que quieren para que se los demos, y cuando les enseñamos dicen adiós con su manita o tiran besitos para despedirse. Este lenguaje gestual se desarrolla dentro del proceso de adquisición de la comunicación, y se mantiene durante todo el ciclo vital.

Los Baby Signs surgieron en Estados Unidos hace una treintena gracias al trabajo del Dr. Joseph García y las profesoras Linda Acredolo y Susan Goodwyn.

El Dr. García, especialista en Desarrollo Infantil, observó que los bebés de padres no oyentes podían comunicarse más fácilmente que los bebés de padres oyentes. De hecho, alrededor de los nueve meses, estos bebés ya eran usuarios avanzados de la lengua de signos entendiendo y comunicando hasta 75 conceptos diferentes!! ¿Cuántas palabras balbucean los bebés esta edad? 1, 2..

Joseph García, fascinado ante este descubrimiento y aprovechando su propia experiencia como padre,  basó su tesis doctoral en demostrar que es posible enseñar la lengua de signos a bebés oyentes y aprovechar los beneficios de esta comunicación temprana. Linda Acredolo y Susan Goodwyn, de la Universidad de California, recibieron varias becas de investigación durante las décadas de los 80 y 90 y escribieron también su famoso Best-Seller en 1996: Baby Signs, How to talk with your baby before your baby can talk, (Signos para bebés, cómo hablar con tu bebé antes de que tu bebé pueda hablar).

La popularidad de Baby Signs no deja de crecer en Estados Unidos, Canadá, América Latina, Australia, Reino Unido, y Europa. Podemos incluso ver a bebés signando “en plena acción” en el cine, como en la película “Los padres de ella”, donde con Robert de Niro, que interpreta el papel de ex agente de la CIA algo peculiar, enseña a su nieto a signar con mucho humor.

Hoy día, los Signos para Bebés se enseñan cada vez más en las Escuelas Infantiles, donde se refuerza el vínculo entre bebés y educadoras y los niños expresan con más facilidad sus necesidades y deseos. El pasado año 2012 la Universidad de Vigo lanzó un proyecto de investigación propio introduciendo los signos en varias escuelas de la zona con excelentes resultados, (en este enlace está el link de la noticia en el Diario Faro de Vigo).

Mi propia experiencia como madre respecto a este descubrimiento ha sido y es a día de hoy fascinante. Poder adentrarnos en la mente de nuestra pequeña y saber qué es lo que pasa por su cabecita es una sensación maravillosa. Esto refuerza el vínculo afectivo y los lazos de unión en la familia, reduce berrinches, rabietas y frustraciones de todos y lo más importante es que es realmente divertido.

Juntos hemos descubierto una nueva forma de comunicarnos, cantar canciones, contar cuentos y jugar a las adivinanzas. Nuestra pequeña ya no es tan pequeña, tiene ahora 3 años y seguimos utilizando los signos en el día a día. El hecho de tener herramientas para comunicarnos y entendernos cuando estamos lejos para oírnos, (por ejemplo, a través del cristal del aula de su clase cuando la recogemos), crea una complicidad muy especial entre nosotros. Los signos hacen que los cuentos se cuenten de una forma mucho más divertida, involucrando mucho más la atención y participación de la peque y aumentando ahora su interés por aprenderse las palabras en otras lenguas como el inglés. 

Además, creo que la estamos educando en valores, haciéndola ver realidades de otras personas que se comunican de muchas formas distintas según sus capacidades y necesidades. 

Yo descubrí esta técnica cuando mi hija tenía 14 meses y lo único que lamento es no haberla descubierto antes. Estoy segura de que poco a poco se irá difundiendo cada vez más para que todos los padres interesados tengan la oportunidad de experimentarla, investigando por su propia cuenta o acudiendo a un curso o taller para aprender junto a otras familias.

No hay nada que perder y os aseguro que la experiencia vale la pena. Hablamos a nuestros bebés desde su nacimiento y tardamos alrededor de un año en ver los primeros resultados. El hecho de que podamos comunicarnos con ellos de forma efectiva desde una edad mucho más temprana es una experiencia increíble que debería estar al alcance de todos los padres sin necesidad de encontrar una lámpara maravillosa, ¿os animáis?

Os invito a leer sobre el tema, hoy en día existen numerosos recursos en la web, y si os interesa, os lo cuento de primera mano cuando queráis!

 Miriam Escacena 

Experta en comunicación gestual

Instructora Independiente Certificada

Más información en:

Sitio de Web: 


Facebook: 


Twitter: 

3 comentarios:

  1. La foto es de Silvia Bosch, Instructora Cincodeditos en Barcelona. Todas las Instructoras de Baby Signos las podéis encontrar en el directorio de http://cincodeditos.com

    ResponderEliminar
  2. La foto es de Silvia Bosch, Instructora Cincodeditos en Barcelona. Todas las Instructoras de Baby Signos las podéis encontrar en el directorio de http://cincodeditos.com

    ResponderEliminar
  3. Nosotros hemos empezado a signar a nuestro peque y el resultado es increíble, aunque empezamos algo tarde (a los 18 meses) pero es una maravilla poder entenderte con tu bebé antes de que pueda hablar :)
    Si os apetece leerla explico mi experiencia aquí:
    http://papaysuscosas.blogspot.com.es/2013/04/papa-y-su-peque-aprendiendo-signar.html

    ResponderEliminar